6 tips para el cuidado y ahorro del agua

El agua es un elemento esencial para la vida humana y para todos los ciclos biológicos del planeta. Es por lo que el cuidado y ahorro del agua deben ser temas cruciales en el día a día. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dos mil doscientas millones de personas carecen de acceso a servicios de agua potable gestionados de forma segura, por lo que es indispensable cuidar el agua cuando llega tan fácilmente, así como no darla por sentado.

El cuidado y ahorro del agua puede empezar en el hogar y con pequeñas acciones que tienen gran impacto en la propia comunidad, teniendo la posibilidad de expandirse a gran escala si poco a poco se hace en diferentes niveles. Haciendo y compartiendo estos consejos, se puede llegar a cuidar y ahorrar el agua exponencialmente.

1. Cambia a un purificador de agua.

El agua llega a los hogares después de un largo recorrido y proceso de limpieza y purificación, desde los ríos, manantiales, y mantos acuíferos, hasta el sistema municipal y después por un sistema de tuberías hasta la casa. De acuerdo con un artículo de Tec Review, son las fallas humanas las que poco a poco hacen que el agua deje de ser pura, por lo que hay que evitar el uso de garrafones y agua en botellas de plástico, sobre todo de un solo uso.

Los garrafones se llenan varias veces y pueden rayarse, lastimarse, o tener algún error en el proceso de lavado, y todas estas situaciones generan bacterias por las que el agua deja de ser pura. La mejor manera de deshacerse de esta posibilidad es usar un purificador de agua.

Top purificadores de agua que te ayudarán a mantenerte hidratado

Por un servicio de suscripción mensual, se instala el purificador en el lavabo de la cocina teniendo acceso a agua pura a todas horas, y se purifica agua que llega a la casa por la cual ya se está pagando. El costo de la suscripción es menor a dos garrafones semanales y sin la incomodidad de tener que voltearlos para su uso. Además de fomentar el cuidado y ahorro del agua, se eliminan los plásticos que existen en los garrafones y botellas, para garantizar agua pura en casa.

2. Cerrar el agua cuando no se usa.

Este consejo es el más escuchado y a veces el más difícil de realizar. Muchas veces no se está realmente consciente del agua que se desperdicia ya que resulta muy cómodo dejarla abierta. El agua debe mantenerse cerrada al lavarse los dientes, enjabonarse las manos, o afeitarse. Incluso es recomendable hacerlo al bañarse también.

Día Mundial del Agua formas inteligentes de ahorrar agua en casa-03

En los últimos dos años, gracias a la pandemia de Covid-19, se ha incrementado el número de veces en las que se lava las manos al día, además del tiempo en el que se enjabonan. Es importante considerar no tener el agua abierta durante los veinte segundos en los que se recomienda enjabonarse.

3. Optimizar el uso de electrodomésticos e inodoros.

Otra forma de aumentar el cuidado y ahorro del agua en casa, es optimizando el uso de electrodomésticos que usan mucha agua, así como de inodoros. La lavadora y la lavavajilla ocupan mucha agua, pero se puede optimizar su uso de forma que se use menos agua que incluso lavando a mano. Ambas se deben llenar a su máxima capacidad y la menor cantidad de veces posible, utilizando la menor cantidad de platos al cocinar, así como no lavar ropa que no esté realmente sucia. Muchas prendas con telas como mezclilla o algodón no se ensucian tan fácilmente, por lo que pueden estar varias puestas sin lavar.

En el caso de los inodoros, es importante instalar en casa inodoros ahorradores y de menos de seis litros. Asimismo, aunque sean ahorradores, se puede introducir una botella de plástico con arena, tierra, o piedras en el tanque, para que utilice menos agua en llenarse.

4. Regar las plantas con agua sobrante.

Al decidir ser conscientes con el cuidado y ahorro del agua, se puede empezar a recolectar agua que se esté desperdiciando. Una opción es mientras se espera a que se caliente el agua antes de bañarnos, así como agua con la que se hierven ciertas comidas como pasta, embutidos, o algunas verduras. Esa agua puede dejarse enfriar y utilizarse para regar las plantas.

lavado de alimentos

De igual forma, también se puede ahorrar agua regando antes de que salga el sol o después de que se ponga. En estos dos momentos del día, el agua se evapora menos por lo que las plantas la aprovechan más y no se debe regar tan seguido.

5. Reducir productos contaminantes.

Parte del cuidado y ahorro del agua es también reducir los contaminantes que se desechan en el agua, de forma que sea más fácil tratarla. Sustancias químicas como pesticidas o lejía, así como toallitas que no son biodegradables no se deben tirar al inodoro o al desagüe. Igualmente, tampoco se deben desechar medicinas de esta forma.

6. Reducción de la huella hídrica.

La huella hídrica es el volumen de agua dulce que se usa para producir bienes y servicios. Aunque principalmente se usa para medir cierta producción, también s puede medir la huella hídrica por persona, según lo que se consume. En este sentido, se puede cuidar y ahorrar agua utilizando productos que tengan una huella hídrica reducida. Algunos productos animales como la carne de vaca tienen una alta huella hídrica, ya que se utiliza mucha agua al producirlos, al igual que el arroz o el maíz.