Agua purificada y sus minerales: ¿cómo evitar que se pierdan?

El agua es uno de los elementos esenciales de la vida, esto se debe a que contiene minerales que ayudan al cuerpo humano a mantenerse en buen estado, sobre todo a poder procesar mejor los alimentos que representan nuestra principal fuente de energía.

En su estado natural el agua ya contiene una buena cantidad de minerales, debido al contacto con objetos naturales como rocas, piedras, el mismo suelo y otros elementos.

Las características del agua son conocidas: es incolora, inodora e insípida y entre los minerales que contiene está presente el potasio, calcio, sodio, magnesio y fósforo, las cantidades de cada uno de ellos pueden variar dependiendo del método de purificación o también gracias al lugar de origen del agua.

¿Qué efectos tienen los minerales en el cuerpo?

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud la ingesta de potasio puede reducir de manera importante los padecimientos que desencadena una presión arterial elevada y, por consecuencia, también reduce el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, especialmente en los adultos.

La recomendación de la OMS es consumir, por lo menos, 3520 mg/día de potasio en adultos, este se puede encontrar en alimentos como los frijoles, guisantes, plátanos o papaya, también está presente en el agua alcalina o mineral.

El calcio es otro de los elementos presentes en el agua, como ya se sabe este es importante para mantener una buena salud de huesos y dientes ya que refuerzan su fortaleza estructural. También es importante para que los tendones y músculos estén en buen estado y a que la sangre circule mejor.

El sodio es un elemento con el que se tiene que tener especial cuidado ya que, aunque es importante para el organismo, el exceso en su consumo podría resultar perjudicial, En el agua las cantidades de sodio son pequeñas, así que no existe un peligro en ese punto. El sodio es importante para la asimilación de nutrientes, auxiliando a metabolizar mejor los alimentos.

El magnesio resulta de importancia ya que puede regular los niveles de azúcar en la sangre además de la presión sanguínea, también sirve para procesar mejor las proteínas.

El magnesio se puede encontrar en las semillas y nueces, además de cereales o verduras verdes, dentro del agua se contienen cantidades de magnesio que benefician al cuerpo y un buen proceso de purificación siempre buscará que esos elementos se potencialicen y se encuentren en mayor cantidad en el agua.

Finalmente, el fósforo es vital para generar energía en el cuerpo, también es un componente esencial para conservar la estructura de las membranas celulares y ácidos nucleicos[i], de esta manera queda constatado que el agua representa un valor indispensable para mantener una buena salud.

Estos minerales son importantes para el cuerpo ya que tienen funciones vitales para la asimilación de nutrientes y su posterior aprovechamiento, básicamente sin ellos tendríamos poca energía durante el día y no rendiríamos lo mismo. Además ayudan a mantener el cuerpo hidratado, por ello la recomendación de siempre de beber alrededor de 2 litros al día u 8 vasos.

Mantener los nutrientes del agua

El agua como cualquier otro elemento o alimento se oxida en cuanto pasa por diferentes procesos, esto quiere decir que puede perder sus nutrientes con facilidad conforme pasa el tiempo.

El agua purificada y sus minerales se pueden encontrar en el agua embotellada, pero, aunque esté cerrada puede perder nutrientes con el paso del tiempo, ya que al estar dentro de botellas transparentes y aunque no esté en contacto directo con el oxígeno del ambiente, la luz también oxida los nutrientes.

La mejor manera de conservar el agua purificada y sus minerales es, básicamente, tomar el agua directamente de su origen, pero por obvias razones esto es muy complicado, no es sencillo tener una cascada de agua pura en nuestra casa o cerca de ella.

En algunos casos los procesos de purificación pueden llegar a disminuir la cantidad de nutrientes del agua, por lo que en ocasiones es importante buscar un balance.

Purificadores que agregan minerales esenciales al agua

La mejor manera de obtener agua purificada y sus minerales en casa, es con un purificador alcalinizador.

purificador alcalino

El agua alcalina tiene un pH mayor a 7 y una mayor cantidad de minerales esenciales como el sodio, magnesio, calcio y potasio.

Conoce los alcalinizadores de bebbia

El purificador compacto para debajo de la tarja procesa el agua por 3 etapas de ultra purificación donde también se alcaliniza el agua, se retiene hasta el 99.9% de bacterias y se elimina el sabor a cloro del agua.

El purificador de ósmosis inversa también realiza estos procesos, pero por 5 etapas, repitiendo algunos de ellos. Este se utiliza cuando el agua tiene una calidad deficiente o tiene presencia de metales pesados.



Estos purificadores se conectan directamente al suministro de agua, ya sea por medio de la toma de agua del fregadero o llave de la cocina. El agua pasa por el purificador y este realiza el proceso de purificación de manera inmediata, de esta manera el agua que sale está recién purificada y contiene los minerales antes mencionados.

Estos purificadores tienen cartuchos especiales que proveen al agua de estos nutrientes.

Lo más recomendable es cambiar estos filtros por lo menos cada 6 meses, este es un procedimiento sencillo y así se garantiza que siempre se tenga la mejor calidad de agua posible.