Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

Propósitos de año nuevo: ser más saludable

Es una tradición extendida por todo el mundo que cuando un año termina se intente cambiar ciertos hábitos o adoptar algunos nuevos, estos son los famosos propósitos de año nuevo.

Sin embargo, generalmente resulta complicado cumplir con estos propósitos por motivos de trabajo, falta de tiempo, la complicación misma de los objetivos o, simplemente, pereza.

Propositos

Aun así, cumplir con lo que te propongas no es imposible, solamente necesitas adoptar una estrategia para adaptarse a nuevos hábitos.

El deseo de bajar de peso, mejorar los hábitos alimenticios y, en general, ser más saludable, es uno de los propósitos más recurrentes durante cada año que inicia. Especialmente en estos momentos que se viven a nivel global por el contexto de la pandemia, tener salud ha sido lo más importante para la mayoría de las personas.

Hablar de “ser más saludable” puede englobar muchas vertientes, por ejemplo, dejar un mal hábito como comer demasiadas grasas, dejar de fumar, no beber en exceso, y demás. También se puede referir a realizar más actividades físicas, incluso se puede hacer alusión a mejorar la salud mental, que también es importante.

Normalmente este propósito está enfocado en mejorar la salud y apariencia física, por ello durante el primer mes del año es común que mucha más gente se afilie a un gimnasio.

En esta época actual no es posible esto, pues en la mayoría de países existe un cierre generalizado, por ello, a continuación te damos algunos útiles consejos para ser más saludable.

Realizar actividad física dentro de casa

Aunque normalmente no es lo más común, sí es posible hacer ejercicio dentro de casa. Muchas veces se confunde el realizar actividad física con exigirse de más, por ejemplo, pensar que, si no se levantan grandes pesas o se utilizan los aparatos de un gimnasio, el ejercicio no tendrá buenos resultados.

ejercicio en casa

En las redes sociales existen un gran número de videos de entrenamientos que se pueden realizar fácilmente dentro de casa, muchos de ellos incluso están enfocados a principiantes. En ellos utilizan aditamentos sencillos de conseguir, como una botella de agua o un palo de escoba.

En cualquier caso, la continuidad y el no rendirse es lo que, eventualmente, llevará al éxito de los propósitos de año nuevo, no necesariamente la intensidad de los ejercicios.

Mejorar la dieta

Al hablar de “dieta”, no se busca hacer referencia a un régimen de comida intenso que incluso podría resultar contraproducente al afectar la salud cambiando de golpe los elementos que se consumen normalmente.

dieta

Una dieta será diferente en cada caso y dependiendo de cada persona, de hecho, lo mejor en este caso es acudir a un nutriólogo profesional. Sin embargo, si no se tiene una condición de salud específica, no se necesita una dieta, sino simplemente, tener mejores hábitos alimenticios.

Mejorar la alimentación es tan sencillo como reducir el consumo de bebidas azucaradas, evitar alimentos con demasiadas grasas, balancear el consumo de proteínas y comer más frutas y verduras. Esto será de gran ayuda para el cuerpo y sin necesidad de realizar una estricta dieta.

Beber más agua

El agua es quizás el elemento más importante para conservar una buena salud, no sólo se trata de disminuir la sed, sino que el agua tiene un papel vital para prácticamente todas las funciones del cuerpo.

El agua es el hidratante natural de los órganos. Es común que cuando no se han bebido las cantidades correctas de agua se presenten dolores de cabeza, esto se debe a que el cerebro necesita estar siempre bien hidratado para realizar sus funciones normales.

beber agua

Los músculos y los huesos también se ven afectados si no se ha bebido agua ya que esta funciona como un hidratante que le da flexibilidad a los músculos y fuerza a los huesos.

En general la asimilación de nutrientes no sería posible sin el agua que bebemos, dentro de esta se encuentran elementos que ayudan en este proceso como los minerales esenciales: sodio, magnesio, calcio y potasio son algunos de ellos.

El agua juega un papel importante en el proceso de digestión pues ayuda a que el estómago pueda procesar y separar los diferentes nutrientes de la comida, también ayuda a que se presenten menos problemas de reflujo o acidez.

Aunque parezca increíble, el simple hecho de beber más agua puede ser definitivo para cumplir con los propósitos de año nuevo que tienen que ver con el mejoramiento de la salud en general.

Sin embargo, cuando hablamos sobre “beber más agua” nos referimos a agua natural. Se deben de evitar las bebidas con colorantes, conservadores y azúcar, ya que estas pueden perjudicar la salud.

¿Cómo tomar más agua?

Si se desea ampliar los beneficios de beber agua, se puede optar por utilizar un purificador, esta es una herramienta que se conecta directamente al suministro de agua del hogar o la oficina, por ejemplo, debajo de la tarja de la cocina. Esto ayudará a tener siempre agua de buena calidad, disponible para tomar en cualquier momento.

Puedes llenar una jarra y llevarla al lugar de la casa donde pasas mayor tiempo o servirte un vaso con agua cada vez que entres a la cocina. Poco a poco verás que esto se convierte en un hábito que puedas sostener.

Nunca es tarde para comenzar a trabajar en tus propósitos de año nuevo, y tener buena salud, debería de ser algo que se procure constantemente. Los puntos que te mencionamos anteriormente te ayudarán a gozar de buena salud durante todo el año.