Pedir un garrafón de agua durante el coronavirus puede presentar un mayor reto

El sitio BBC Mundo, en su reportaje titulado, “Por qué México es el país que más agua embotellada consume en el mundo”, publicó que casi el 80% de la población en México tiene un garrafón de agua en casa o consume agua embotellada para satisfacer sus necesidades hídricas. Esto representa uno de los negocios más grandes del país ya que el agua embotellada es hasta 2.000 veces más cara que beber la misma cantidad de agua del grifo, sin embargo, las personas eligen esta medida por que la perciben como más limpia y segura.

Desde hace varias décadas, el pedir un garrafón de agua se convirtió en una práctica común ya que se creía que el agua de las grandes marcas tenía una mejor calidad que el agua potable que se abastece en los hogares y negocios por medio de la red pública. Además, varias de las marcas presumen que las fuentes de donde obtienen el agua son más naturales.



Hoy en día, la realidad es que instalar un garrafón de agua no aporta ningún beneficio adicional a la salud y por el contrario, puede tener algunas desventajas. Ahora que debemos de permanecer en casa para frenar el contagio por el coronavirus, salir a comprar un garrafón de agua puede presentar un gran problema y poner en riesgo la salud. A continuación te enlistamos algunos puntos que debes de tomar en consideración la próxima vez que vayas a elegir de dónde obtener el agua que tomas en el hogar.

  1. La procedencia de los garrafones puede ser desconocida: La piratería del agua también es un problema al que hoy nos enfrentamos en México. Hace un par de años, el periódico El Financiero, sacó una investigación en la cual argumenta que “inspecciones realizadas por diversos organismos encontraron 11 mil 129 litros de agua ‘pirata’, es decir, de botellas y garrafones de marcas populares rellenadas para venderlos como originales, principalmente en estados como Jalisco y Nayarit”, desde entonces ha habido otros casos señalando lo mismo. Por ello, se debe de tener especial cuidado en dónde se compra el garrafón de agua y su procedencia, así como de verificar los sellos de protección con especial atención. Sumado a esto, se encuentra la problemática de que los garrafones son retornables, pero hay personas que los utilizan para almacenar y transportar otros materiales antes de devolverlos al proveedor de agua, por lo que existe la probabilidad de que estos hayan sido contaminados por sustancias ajenas al agua.
  2. El peso excesivo y la poca practicidad para transportarlos: El garrafón de agua contiene varios litros de agua con la finalidad de que duren más tiempo, sin embargo, esto resulta poco práctico al momento de transportarlos y cambiarlos. Si has intentado cambiar el garrafón de agua una vez que se ha terminado, seguramente te habrás enfrentado a su peso, a que el agua se caiga y se moje otra superficie o que incluso te lastimes al hacerlo. La realidad es que cambiar el garrafón de agua es un proceso tedioso y poco práctico.
  3. No tienes agua disponible en todo momento: Si llegó el fin de semana y se te olvidó comprar un garrafón de agua extra, hay una alta probabilidad de que te quedes sin agua hasta el lunes, pues muchos de estos servicios solamente se dan ciertos días. Si se te acaba el garrafón de agua tendrás que esperar a que te vuelvan a surtir o necesitarás salir a comprar un repuesto.
  4. El impacto ambiental: Aún cuando el garrafón de agua es retornable y se reutiliza varias veces, sigue representando un impacto en la contaminación del medio ambiente. El plástico con el que están fabricados los garrafones es más fuerte que el plástico de las botellas, por lo que su reciclaje es más difícil. Una vez que el garrafón de agua se fisura, se rompe o no regresa con el proveedor, es muy probable que termine en un basurero o contaminando directamente el suelo o algún cuerpo de agua. Después de unos años, los plásticos se van rompiendo y desgastando, convirtiéndose en micro plásticos tan pequeños que son mucho más difíciles de recoger y limpiar. Estos pedacitos de plástico son ingeridos por los animales, lo que los hace aún más riesgosos.

¿Cuál es la mejor alternativa a un garrafón de agua para no salir de casa?

Los garrafones de agua se hicieron populares gracias a que eran percibidos como prácticos y confiables, ahora que los hábitos de consumo también han cambiado, lo que también se busca es inmediatez y comodidad. Por otro lado, en esta época donde el coronavirus nos impide salir de casa para frenar la ola de contagios, comprar un garrafón de agua resulta poco eficiente.

No hay nada que sea más fácil que abrir la llave del agua y servirte un vaso, por lo que la mejor alternativa es contar con un sistema de purificación de agua en tu casa. Bebbia cuenta con diferentes planes que se acomodarán a todas las necesidades, con sus purificadores podrás eliminar las bacterias y virus que se encuentren en el agua que se abastece de la red pública, al mismo tiempo que se retienen sedimentos y partículas pequeñas que pudieran ser arrastradas por la misma. Esto da como resultado agua lista para beber, de manera segura y confiable.



El tener que cambiar el garrafón de agua será remplazado por la practicidad de solamente abrir la llave. Además, entre los planes de bebbia también se encuentran dos opciones que te darán agua alcalina para tener una hidratación más completa. Revisa todos los planes que bebbia te ofrece, elige el que más se adapte a tus necesidades y olvídate de volver a tener que cargar un garrafón de agua.

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>