Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

¿Cuáles son los mejores filtros de agua para cocina?

Sin agua nuestra cocina estaría incompleta. Usamos el agua para beber,  lavar los alimentos, cocinar, preparar bebidas y mucho más. Es parte de tener una buena salud, pero también de disfrutar la comida.

A continuación te decimos la importancia que tiene el agua en la preparación de bebidas y alimentos, para qué sirven los filtros de agua para cocina y por qué es recomendable adquirir purificadores de agua de bebbia, que son mucho más eficientes.

Antes de entrar en la importancia que tiene el agua en los platillos culinarios, hablemos de la ingesta de agua de nuestro cuerpo.

Consumimos agua para que nuestro cuerpo pueda utilizarla para regular su temperatura y mantener otras funciones corporales. A medida que perdemos agua a través de la respiración, la transpiración y la digestión, es importante que nos rehidratemos bebiendo líquidos y comiendo alimentos que contengan agua.

El agua en la cocina

De la misma manera que lo hace con el cuerpo humano, el agua ayuda a regular la temperatura durante la cocción. Cuando observamos cómo se comporta el agua, ya sea un hervor lento o un hervor estridente, podemos saber inmediatamente qué tan caliente está la comida. Esto ayuda a los cocineros a controlar la duración de la cocción, lo que afecta indirectamente a la textura del producto cocido.

agua en la cocina

El agua también ayuda a acelerar el proceso de cocción usando presión. Dentro de una olla a presión herméticamente sellada, el agua se calienta y finalmente se convierte en vapor. Dado que el vapor no puede escapar del recipiente, las moléculas de agua atrapadas generan un ambiente de alta presión.

Además, el agua ayuda a extraer los sabores. Ya sea que estés preparando café, té o sopa, nada de esto sería posible sin agua, pues esta ayuda a disolver los alimentos y resaltar los sabores. En aguas de frutas es un medio para transmitir sabores. Por el contrario, demasiada agua hará que los alimentos sean insípidos, o que una mezcla no se pueda preparar correctamente.

El suministro limitado de agua y de mala calidad también puede interferir con la cocción y el servicio adecuados de los alimentos, sin mencionar el impacto en el sabor, y los estándares de salud que se pueden ver perjudicados.

¿Filtros o purificadores de cocina?

Todos conocemos la importancia del agua limpia. Ya sea que la consumamos o la usemos para limpiar, el agua contaminada puede ensuciar las superficies y puede perjudicar en la salud del cuerpo.

Existe una gran variedad de métodos que sirven para tener agua pura para realizar tus actividades diarias. El problema es que puede resultar confuso determinar la diferencia entre estos métodos y el que mejor se adapte a tu situación.

Los filtros de agua y los purificadores de agua se usan comúnmente para tratar el agua, pero ¿cuál es la diferencia entre ambos?

– Filtros de agua. Independientemente del tipo del filtro de agua, esencialmente tienen el mismo propósito. Es decir, retienen los contaminantes en tu agua, sobre todo partículas sólidas. Se instalan en la entrada principal de agua para que pueda filtrar el recurso en su camino hacia la entrada del hogar. Por lo general, este tipo de agua contiene un filtro de sedimentos que separa cosas como tierra, arena y óxido.

Después de esto, pasa por otro filtro para eliminar el cloro y los metales pesados ​​solubles en agua. Esta parte del proceso también suele tratar el agua para el crecimiento de algas y crea un entorno donde se inhibe la existencia de bacterias.

Luego, el agua se procesa a través de un filtro de carbón que minimiza la presencia de pesticidas, herbicidas y compuestos químicos en el líquido.

Los filtros están diseñados para que se puedan personalizar y adaptar a tu hogar y cuenten con requisitos específicos.

Los filtros de agua son altamente adaptables, por lo que podrás encontrar una solución que sea más efectiva para tu agua local.

– Purificadores de agua. Los purificadores de agua son muy eficaces para tratar el agua para su consumo humano. En general, pueden hacer la tarea de un filtro y además, eliminar contaminantes como virus y bacterias. Generalmente se definen como sistemas que eliminan más del 95% de los contaminantes del agua potable. Estos sistemas también eliminan a menudo organismos vivos (como bacterias y protozoos), los cuales los filtros no pueden eliminar.

Los purificadores vienen en una variedad de diseños, pero generalmente utilizan una de las siguientes tecnologías: Osmosis inversa o Destilación. Los purificadores de agua dejan este recurso listo para beber.

bebbia: agua purificada en tu hogar

Los filtros y purificadores tienen múltiples beneficios. Lo importante es que encuentres un sistema que se adapte a tu área y necesidades específicas. Infórmate del tipo de agua que esté disponible en tu ubicación para que puedas elegir un sistema de filtración o purificación que aborde los problemas que podría llegar a enfrentar. Algunas zonas tienen sustancias particulares que deben eliminarse, en cuyo caso querrás asegurarte de instalar un sistema que se encargue de este proceso.

Una gran diferencia entre estas soluciones, es que los filtros eliminan sedimentos y hacen que el agua salga más limpia, pero no se pueda beber.  Por eso, son mejores los purificadores. Pues garantizan que el agua sea apta para consumo humano.

Con los purificadores que ofrece el servicio de bebbia, ya no tendrás que destinar tu tiempo y dinero en buscar y comprar garrafones. Sólo tendrás que abrir el grifo de la cocina y obtendrás agua segura para su consumo que podrás beber o utilizar para cocinar.

Finalmente, con bebbia podrás elegir un plan de purificación de agua, abonando una suscripción mensual. Es súper práctico y cómodo. Además es mucho más económico ya que dejas de gastar dinero en garrafones de agua.