Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

¿Cómo purificar el agua que bebe tu familia?

¿Sabes que el cuerpo de un niño está compuesto por un 75% de agua? El agua es esencial para la vida y los niños durante su desarrollo, necesitan mucha agua para sentirse bien, jugar, concentrarse, pensar y lo más importante: crecer.

El agua también le dará a tus hijos la energía y la capacidad intelectual necesarias para ayudarlos a aprender más fácil y mejor. Pero ¿cómo obtener agua más segura y pura? Te decimos cómo purificar el agua y cuáles son las ventajas para la salud en niños y niñas.

Importancia de beber agua diariamente

El agua es fundamental. Y todos, incluidos tus hijos, deben beber una gran cantidad de esta sustancia todos los días.

El setenta y cinco por ciento del cuerpo de tu hijo está compuesto de agua. Como adulto, es el 70%. Y curiosamente, nuestra tierra también es 70% agua.

Tus hijos pierden agua todos los días a través del sudor, la respiración y la orina y necesitan reponer lo perdido. La fiebre, los vómitos o la diarrea también harán que tu hijo pierda agua.

Existen recomendaciones de ingesta de agua según la edad. Pero estas son solo estimaciones. Se deben considerar otros factores: ¿tus hijos practican deportes? ¿El clima es cálido, seco o húmedo? Si es así, tu hijo necesitará más agua. Incluso si tu hijo no tiene sed, no significa que su cuerpo no necesite agua. No esperes hasta que tu hijo tenga sed; para entonces, su cuerpo ya está deshidratado.

Recomendado para la ingesta diaria de agua:

  • Niños de 5 a 8 años: cinco vasos de agua al día.
  • De 9 a 12 años: Siete vasos de agua al día.
  • Mayores de 13 años: de ocho a diez vasos de agua.

5 Beneficios del agua en niños y niñas

1.Beber agua elimina el riesgo de deshidratación. El agua ayuda a los niños a mantenerse hidratados, lo cual es importante para que su cerebro funcione y para que se mantengan saludables.

La deshidratación significa que su cuerpo no tiene suficiente agua para funcionar correctamente ni desarrollarse. Incluso una deshidratación leve puede ralentizar el metabolismo de tu hijo hasta en un 3%, causar fatiga, hacer que tu hijo se sienta malhumorado o cansado.

El cuerpo humano no tiene agua almacenada para extraer durante la deshidratación, por lo que es de vital importancia que tu hijo beba agua durante todo el día.

Tip: la deshidratación puede ocurrir muy rápidamente; lleva siempre agua en el automóvil. Si practican deportes o están involucrados en actividades extracurriculares, envíalos con mucha agua en sus mochilas o paquetes deportivos.

2. El agua ayuda a los niños que sufren de asma y alergias. Tus hijos necesitan agua para que sus células crezcan. A medida que crecen, el 75% del volumen celular debe llenarse de agua. Esta es una de las razones por las que los niños desarrollan asma y alergias durante la etapa de crecimiento de su desarrollo físico: no tienen suficiente agua para que sus sistemas corporales funcionen, explica un artículo de Clínica Mayo.

Tip: si tienes un niño que sufre de asma o alergias, el agua obviamente le ayudará. Los niños con alergias deben beber un vaso de agua antes de comer. Y los niños con asma necesitan beber más agua, dice un estudio de la Universidad de Washington. También deben dejar de beber refrescos que contienen cafeína.

3. El agua alivia los dolores causados por el hambre nocturno. En un estudio de la Universidad de Washington, se descubrió que las personas que hacen dieta y que beben un vaso de agua antes de acostarse eliminarán los dolores de hambre nocturnos en casi un 100%. Beber agua ayuda a separar la sensación de sed y hambre.

Beber refrescos, jugos o leche no cuenta para la ingesta de agua diaria.

4. Elige agua, es más sana. Muchos padres piensan que mientras su hijo reciba algún tipo de líquido (leche, jugo, refresco) en sus sistemas, estará hidratado. Esto es parcialmente correcto. Sin embargo, los refrescos y jugos están cargados de azúcar y colorantes. Estos ingredientes pueden ser contraproducentes para la salud y pueden causar padecimientos como estreñimiento y / o diarrea. Además, el sodio en los refrescos aumenta la deshidratación. Los niños no necesitan exceso de sal o azúcar en sus dietas. Necesitan agua natural.

Tip: elige el agua como la bebida número uno de tu familia. Notarás que tus hijos tienen energía sostenida y concentrada; sus cerebros funcionarán mejor y de manera más eficiente, lo que se traduce en una experiencia de aprendizaje más saludable y positiva.

5. El agua pura ayuda a regular piel en los adolescentes. Cuando tus hijos lleguen a la adolescencia, estarán preocupados por el aspecto del cutis. Tener una piel sana y sin acné es importante para los adolescentes y su autoestima, indica un informe de la Universidad de Washington.

Hay muchas razones causantes del acné adolescente, pero beber agua y mantener una buena hidratación puede ayudar a regular las secreciones de las glándulas sebaceas, además de dejar de consumir refrescos y comer muchas frutas y verduras. Las frutas y verduras están cargadas de agua y ayudarán a mantener las células saludables.

Tip: anima a tu hijo o hija adolescente a beber mucha agua todos los días. Definitivamente ayuda a los adolescentes con problemas de piel. Mientras mejor mantengan su hidratación, más piel sana y libre de imperfecciones tendrán.

¿Cómo purificar el agua potable?

Existen diferentes sistemas y métodos para purificar el agua potable. Es recomendable instalar un sistema de purificación de agua que se adecue a las necesidades de tu hogar, y que sea eficiente. En Bebbia encontrarás planes que se ajusten a la calidad del agua que llega a tu hogar, y por medio de una suscripción mensual, podrás tener agua lista para beber.