Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

¿Cómo mejorar la calidad del agua en el hogar?

Todo el mundo quiere tener agua pura y lista para beber en su hogar, pero muchas personas no saben cómo solucionar esos problemas de calidad. En las ciudades se hace todo lo posible para garantizar que el agua que sale de nuestros grifos sea potable. Sin embargo, es sabido que los servicios de agua locales no siempre tienen éxito en garantizar que el agua sea segura para la salud. La forma más fácil de obtener agua de buena calidad es purificarla. Descubre cómo obtener agua pura, siguiendo algunos de estos consejos.

¿Cómo mejorar la calidad del agua de tu hogar?

Existen diferentes razones para querer purificar el agua potable. El agua limpia es esencial para todos los seres humanos y, al utilizar un sistema de purificación de agua, puedes asegurar que el agua de tu hogar sea siempre segura y sostenible.

Aunque el acceso al agua potable debe ser un derecho humano básico, un número cada vez mayor de regiones se enfrenta a desafíos por la falta de recursos de agua potable. La buena noticia es que un sistema de purificación de agua en el hogar puede ayudar a superar estos desafíos y garantizar que el agua potable salga con la mejor calidad directamente del grifo.

El agua no tiene sabor, color, ni olor. Mejorar esas características es regresar al agua a su forma más natural y para eso los purificadores de agua son la mejor elección.

3 Ventajas de mejorar la calidad del agua

1. Elimina los contaminantes no deseados. En la mayoría de los países industrializados, los sistemas municipales de tratamiento de agua suelen ser bastante eficaces. Sin embargo, el tratamiento público del agua no es infalible. El plomo, los pesticidas, las bacterias, los virus y muchos más compuestos y sustancias llegan al suministro de agua. Un sistema de purificación de agua limita el ingreso de estos agentes contaminantes.

2. Protege tu salud. Beber agua que contiene bacterias y virus puede provocar graves problemas de salud y enfermedades como diarrea, cólera y disentería. Si vives en un área donde esas enfermedades son un riesgo, la forma más efectiva de protegerse es mediante la purificación de agua.

3. Reduce el consumo de plástico. El consumo anual de agua embotellada en todo el mundo representa millones de botellas de plástico que en su mayoría terminan en la basura. Los costos como la contaminación asociada con la fabricación de plástico, la energía y el transporte, así como el uso adicional de agua, hacen que el agua embotellada sea una opción insostenible para beber.

Beber agua del grifo no solo es más barato, sino también respetuoso con el medio ambiente. Al instalar un sistema de purificación de agua en el hogar, los consumidores pueden acceder al agua potable pura de una manera respetuosa con el ambiente.

6 claves para obtener mejor calidad del agua

1. Analiza la calidad del agua: es importante saber qué hay en tu agua. Existe un índice de calidad del agua que analiza los niveles de contaminantes desde el plomo hasta la radiación de los pesticidas. La única forma de obtener información de calidad es realizar una prueba de laboratorio para averiguar qué hay realmente en el agua.

2. Revisa tu sistema de plomería. Esto es especialmente importante si vives en una casa antigua. Es fácil que las tuberías se corroan a medida que envejecen. Haz que un profesional visite tu casa y revise las instalaciones. Esto es muy necesario si notas que el agua no se ve transparente.

3. Elige un sistema de purificación de agua. Los purificadores de agua pueden eliminar las impurezas que se originan en las tuberías de tu hogar, además de virus y bacterias que pueden causar problemas de salud. Hay muchas opciones, desde un purificador de agua para el grifo hasta un sistema para toda la casa.

Bebbia es un servicio de purificación de agua en casa, con el cual, por medio de una suscripción mensual, podrás tener acceso a agua de mejor calidad y libre de bacterias, además estará lista para beber con sólo abrir la llave.

4. Enjuaga las tuberías. Esto es importante si tu casa está vacía durante un período prolongado. Si el agua simplemente se asienta en las tuberías, se estanca y acumula escombros y contaminantes. Deja correr el agua durante dos minutos, siempre poniendo una cubeta debajo para que no se desperdicie. Lavar la ropa, abrir la ducha, descargar el inodoro y hacer funcionar el lavaplatos también son opciones para que el agua vuelva a moverse.

5. Utiliza un ablandador de agua. Los ablandadores de agua eliminan los minerales duros como el calcio y el magnesio del agua antes de que ingrese a tu casa. ¡Esto ayudará a la plomería de tu casa! El agua ablandada no desgasta las tuberías como lo hace el agua dura. El agua ablandada también es muy suave para la piel.

6. Instala un filtro en la entrada del agua hacia los tanques de almacenamiento. Este ayudará a retener partículas sólidas como tierra o sedimentos, evitando que entren a las tuberías de tu hogar y que el agua que utilizas esté contaminada.