Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

5 propósitos de Año Nuevo para niños

Con el inicio de año, viene una oportunidad de realizar propósitos de Año Nuevo. Los niños, niñas, y adolescentes tienen desde temprana edad la posibilidad de aprender sobre cumplir metas y propósitos de forma que comiencen a entender la importancia de ciertos temas como la salud, el cuidado personal, e incluso la empatía.

Los propósitos de Año Nuevo, en cualquier sentido son una forma de ponerse metas en asuntos que son importantes para cada persona, de manera que no se pierdan de vista durante el año. Claro que el principal propósito es cumplirlos, sin embargo, es más importante que sean temas que se tomen en cuenta todo el tiempo, así no se sentirá que se perdieron o que se fracasó.

Para los niños, niñas, y adolescentes, dependiendo de la edad se pueden enfocar los propósitos de diferente forma. Para los más pequeños —menos de cinco años— se podrían enfocar los propósitos en hacer hábitos que de igual forma están aprendiendo como lavarse los dientes, guardar los juguetes después de usarlos, aprender a poner la mesa y recogerla, o algún otro que se quiera arraigar, de esa forma podrán empezar a tener conciencia de lo que significa un propósito, además de formar nuevos hábitos.

En el caso de los niños un poco más grandes —de cinco a once años— se podrían enfocar los propósitos en intentar cosas nuevas como leer por diversión o practicar algún deporte, o hábitos más adecuados a su edad como ponerse el cinturón en el coche o usar casco al andar en bicicleta. Para los adolescentes, se podrían enfocar sus propósitos en comer saludable, hacer mayor actividad física, respetar las reglas del hogar y ser empático y amable con sus compañeros de clase.

Aunque dependerá de la edad de cada uno, los propósitos de Año Nuevo para niños se podrían englobar en cinco de ellos que pueden aplicar para todos los que quieran empezar a aprender a cumplir metas y tener mejores hábitos.

  1. Disfrutar más tiempo con la familia.

Si los valores familiares son importantes, este puede ser un gran propósito para plantear. En los últimos años que se ha pasado mayor tiempo en casa, no necesariamente se ha convertido en tiempo de calidad, ya que se debe de trabajar o estar en clases virtuales, por lo que es una buena oportunidad para que los adultos y niños de la familia se planeen disfrutar más tiempo de calidad en familia.

2. Comer saludable y tomar más agua.

Aunque este propósito está más enfocado en adolescentes, desde pequeños se le puede enseñar la importancia de tomar agua y comer saludable. No es simplemente el hacerlo forzosamente, sino realmente explicarles la importancia de la comida saludable y de los adecuados hábitos de hidratación y de los beneficios que tiene para el cuerpo.

Especialmente tomar agua es muy beneficioso para niños y adultos, por lo que se les puede enseñar desde temprana edad la cantidad de agua recomendable y apoyarlos a recordar tomarla, sobre todo si hacen actividad física.

Cambiar las bebidas azucaradas por agua pura y natural, es un excelente propósito que beneficiará su salud.

3. Ayudar en casa.

Otro de los propósitos de Año Nuevo para niños que puede aplicar a cualquier edad es ayudar en casa. No significa enfocarse en que hagan todo, sino en pequeñas tareas que les ayuden a aprender lo que significa manejar un hogar. Algunas de ellas pueden ser arreglar la mesa, hacer su cama, recoger la ropa o juguetes, o mantener todo limpio y ordenado. Todas ellas mientras se comprende la importancia de cada una, y que no se sienta que se deben hacer por hacerlas, sino que existe una razón por la cual se realizan.

4. Aprender de los errores.

Este es un propósito adecuado para cualquier edad (incluyendo a los adultos). Aunque es un tema muy complejo, desde muy temprano se puede hacer esta distinción sobre lo que implica que algo no sale como se quería y qué hacer al respecto. Los errores y fallas son aprendizajes y no tiene nada de malo tenerlos. Se debe buscar que poco a poco tengan este concepto de forma que se arraigue hasta la edad adulta. Aprender de las situaciones buenas y malas siempre los hará crecer y ser mejores en todo lo que se propongan.

5. Ser amable con quien necesite ayuda.

Claro que no solamente con quien necesite ayuda, sino con todas las personas que crucen su camino. Sin embargo, se sabe que los niños muchas veces se encuentran en situaciones en las que prefieren no ayudar a alguien en la escuela para quedar bien con cierto grupo o persona. Es crucial que aprendan la importancia y el concepto de ser empáticos con todas las personas que los rodean, sobre todo con quien necesite ayuda o se sienta solo. Será un valor que poco a poco podrán ejercitar si plantea desde temprana edad.

Un punto importante para considerar al plantear propósitos de Año Nuevo para niños es cumplirlos. Dependiendo de la edad de los niños y niñas es probable que no entiendan aún el concepto de cumplir metas, por lo que es un tema que habrá que comentar con ellos y explicarles que se deberá cumplir lo que se proponga y terminar lo que se empieza. En este ejercicio, igualmente es importante poner prioridades al plantearlos o incluso dividirlos en temas —personales, escolares, de relaciones— para que se comprenda la diferencia entre cada uno, y ser un ejemplo para ellos con los propios propósitos. Se recomienda igualmente tenerlos a la vista todo el año e ir tachándolos o marcarlos de alguna manera si se cumplen antes de que termine el año, y al hacerlo, felicitarlos por el buen trabajo.