5 hábitos para cuidar la salud en casa

El hogar es ese lugar al que se llega después de una jornada larga de trabajo o de escuela. Es el espacio en el que la mayoría de las personas se sienten cómodas y seguras. Aquí es donde generalmente se pasa más tiempo y dónde se educa a los hijos, por ello, es importante que desde casa se promuevan los hábitos para cuidar la salud que nos ayudarán durante toda la vida.

Promover un estilo de vida saludable es responsabilidad de todos, en especial se debe prestar atención a este tema cuando en casa hay niños pequeños. Enseñar hábitos saludables mejorará su calidad de vida. Cabe recordar que todo lo que se aprende y se consume durante la primera infancia tendrá un impacto importante durante toda la vida.

La adaptación de los hábitos que mejorarán la salud en ocasiones no es sencilla, es un proceso que puede tomar tiempo pero que una vez que se logre, se realizará de forma automática.

Mejorar la alimentación

Uno de los grandes problemas de los países industrializados es el consumo excesivo de alimentos altamente procesados. Estos son aquellos que se ven alterados por elementos como sal, aceite, azúcar, conservadores e incluso aditivos que “potencializan” su sabor, esto modifica completamente su estado natural.

Familia

Las marcas que venden productos de este tipo realizan estas modificaciones a los alimentos para prolongar su duración, por ejemplo, un pan fresco no podría durar varios días en buen estado, mientras que los alimentos procesados, gracias a los conservadores pueden durar meses.

La alimentación es de suma importancia, por ello lo recomendable es consumir alimentos frescos, como frutas y verduras. Disminuir al máximo posible el consumo de alimentos procesados o con altas cantidades de azúcares, grasas saturadas o sodio.

Afortunadamente, autoridades de varios países han determinado que en la parte frontal de los productos y en un espacio visible con facilidad debe estipularse si el producto contiene altos índices de azúcares, grasa, colesterol o sodio.

Beber agua segura y de calidad

El agua es indispensable al llevar un estilo de vida más saludable y al adoptar hábitos para cuidar la salud. El agua ayuda al cuerpo a mantenerse mejor hidratado, esto mejora considerablemente el aspecto de la piel y el cabello, además, los órganos trabajan mejor cuando están bien hidratados.

Es una realidad que el cuerpo humano puede aguantar varios días sin consumir alimento ya que utiliza las reservas de grasa y proteínas que le quedan, sin embargo, no puede sobrevivir más que unas horas si no bebe agua.

5 tips para realizar en casa con los niños en tiempos de COVID -19

La importancia de este vital recurso es innegable, sin embargo, en muchos hogares no se le da el valor necesario y se prioritiza el consumo de bebidas con colorantes, saborizantes o azúcares añadidos.

El agua natural debe de ser la fuente única de hidratación, sobre todo en los niños. Esto se puede complemnetar con alimentos que aporten una buena cantidad de agua como frutas y verduras, como la lechuga, la sandía, los cítricos, los tomates, etc.

Otras bebidas como refrescos, jugos artificiales y agua endulzada, deberían de ser consumidos ocasionalmente, y de preferencia evitados por los niños durante su crecimiento. Ya que estas únicamente aportan calorías adicionales sin nada de nutrientes.

Para que el consumo de agua natural se convierta en un hábito cotidino y recurrente, la disponibilidad y el acceso son fundamentales. Cuando se tiene un vaso de agua cerca, por ejemplo, en el área de trabajo o de juego, en el caso de los niños, será más fácil consumirla ya que el cuerpo, por incercia la necesitará.

La manera más conveniente de tener agua pura y de buena calidad, de manera permanente en el hogar, es por medio de un purificador que esté conectado a la red pública de agua potable.

En bebbia se ofrecen varios modelos de purificadores de agua que retienen sedimentos y eliminan cualquier olor, sabor o color que pudiera provenir de las tuberías. Por otro lado, también se remueven virus, bacterias y otros microorganismos que pudieran estar en el agua.

De esta manera, será mucho más fácil instaurar el hábito de tomar agua durante todo el día para mantener la hidratación adecuada del cuerpo y por lo tanto, tener una buena salud.

Realizar ejercicio con regularidad

La actividad física no necesariamente tiene que ser de alto impacto, basta con una caminata o trote ligero. Al estar en casa se pueden realizar ejercicios sencillos como subir o bajar las escaleras varias veces, realizar labores de limpieza, así como ejercicios funcionales como sentadillas, abdominales o lagartijas.

El hábito de siempre mantenerse en movimiento ayudará a mejorar la salud.

Estar en contacto con la luz del sol

Tomar el sol es importante también, ya sea en el patio, por medio de la ventana o en la azotea. Esto es muy benéfico siempre y cuando se haga por unos pocos minutos y con protector solar. Esto ayuda a que el cuerpo asimile y procese de mejor manera los nutrientes que ha consumido.

agua purificada en niños

Tener una vida libre de estrés

Como se mencionó al inicio, el hogar es el lugar donde nos sentimos seguros, por ello tener momentos de paz y tranquilidad, alejados del estrés del trabajo o la escuela también mejora considerablemente la salud integral del cuerpo.

El estrés es considerado como una nueva enfermedad y en el siglo XXI es incluso un problema de salud pública, por ello el evitarlo, está íntimamente relacionado con los hábitos para mejorar nuestro estilo de vida.

Mantener las zonas de la casa limpias

La limpieza tiene una relación importante con la salud de los que la habitan. El polvo puede causar problemas respiratorios, en especial en niños y adultos mayores. Además pueden existir virus y bacterias.

Los desechos orgánicos deben tener un trato cuidadoso para que no contaminen otras áreas, en especial la cocina. Los residuos inorgánicos deben separarse correctamente para que puedan ser más fácilmente identificables por el personal de limpia y este a su vez pueda procesarlos correctamente hacia la reutilización y reciclaje.

La adopción de nuevos hábitos para cuidar la salud tomará sentido al mediano plazo y en estos últimos meses en los que se ha tenido que limitar considerablemente el contacto con el exterior, estos consejos pueden ser de ayudar para mantener la salud en buen estado.