3 planes de hidratación que puedes tener en casa

Con la nueva normalidad que ha dejado la crisis sanitaria, pasamos más tiempo en casa realizando nuestras actividades diarias. Tener una buena hidratación a lo largo del día es fundamental para sentirnos bien, mantener la energía y tener un sistema inmunológico saludable y preparado para combatir cualquier virus que se pueda contraer.

Actualmente existe una gran variedad de planes de hidratación que puedes contratar para tener agua disponible en casa, lista para beber en cualquier momento.

¿Por qué es importante contratar un plan de hidratación en casa?

Actualmente, las salidas de casa se deben de reservar solamente para las actividades esenciales. Para evitar el riesgo de contraer el coronavirus y su contagio, las organizaciones gubernamentales han pedido a la población permanecer en casa y evitar el contacto con otras personas.

El hecho de salir de casa para comprar botellas de agua o garrafones, se convierte en un riesgo latente de contagiarse, ya que implica ir a una tienda, tocas las superficies, entrar en contacto con otras personas e incluso, tocar los mismos contenedores.

tomar agua en botella

Si por el contrario, tienes un servicio que te lleva tu garrafón de agua a casa, el riesgo puede ser el mismo, ya que una persona externa entra a la seguridad que hay en tu hogar pudiendo aumentar la contaminación de tu cocina.

La manera más efectiva de tener agua en casa lista para beber es contratando un servicio de purificación de agua. Pues además, mientras haya agua llegando desde la red de distribución pública a tu hogar, nunca te quedarás sin esta y no necesitarás salir a comprar agua adicional. Bebbia ofrece estos servicios de purificación y cuentan con diferentes planes de hidratación. ¡Conócelos!

· Plan alcalino compacto y bajo tarja: Si quieres llevar tu hidratación más allá, este plan te dará agua y un extra, ya que además de purificar el agua la alcaliniza, adicionándola con minerales esenciales. El agua alcalina tiene un nivel de pH más alto que el agua potable normal. Debido a esto, se cree que puede neutralizar el ácido en el cuerpo, eliminando los radicales libres que fomentan la oxidación celular. El agua potable normal generalmente tiene un pH neutro de 7. El agua alcalina generalmente tiene un pH de 8 o 9, además está enriquecida con minerales como el calcio, el potasio y el magnesio que ayudan a que tu cuerpo se recupere más rápido y mejor después de hacer ejercicio.



· Plan alcalino con diseño sobre tarja: Este plan de hidratación te ofrece los mismos beneficios que el plan anterior, sin embargo su diseño es mucho más innovador. Está hecho con la mejor tecnología para purificar y alcalinizar el agua y ha sido diseñado para verse muy bien en tu cocina, así que te sirve como decoración al darle un toque moderno y sofisticado a la forma en la que bebes agua. Con tan solo poner tu vaso debajo de la boquilla y apretar el botón, tendrás agua pura, alcalina y lista para beber al instante.

· Plan ósmosis inversa para agua con muy mala calidad: En algunas zonas de la Ciudad de México el agua cuenta con una muy mala calidad debido a que las tuberías por las cuales es conducida no se encuentran en las mejores condiciones. Sin embargo, esto no es un impedimento para tener agua purificada en tu casa, ya que con este plan de bebbia se eliminará cualquier residuos o sedimento. Al igual que todos los planes de bebbia, este purificador elimina cualquier virus, bacteria o microorganismo que pudiera estar en el agua. Por otro lado, ya no tendrás que preocuparte porque el agua sepa a cloro o porque a tus hijos no les agrade el sabor, ya que remueve también cualquier color, sabor y olor de la misa para dejarla pura y cristalina.



Estos planes de hidratación los puedes encontrar en el sitio web de bebbia y los puedes contratar desde 299 pesos al mes. Para realizar la instalación, uno de nuestros especialistas, perfectamente sanitizado y cumpliendo con todas las normas de higiene, acudirá a tu hogar y en solo unos minutos cumplirá con el trabajo. Esta instalación es muy sencilla de realizar por lo que no necesitarás tapar tu cocina o limpiar después de que se retire el especialista, además no te generará ningún costo adicional. El mantenimiento también viene incluido en la inversión, por lo que nunca se te cobrará un extra, y este se realizará cada 6 meses para asegurar el correcto funcionamiento del purificador.