Suscríbete tan simple como el agua

¡Conocer mi plan! >

¿Cómo reducir el plástico en casa?

Julio está aquí y, desde 2011, ha sido nombrado como “julio sin plástico”: un mes para pensar en el plástico que usamos en nuestras vidas y tratar de disminuir nuestros residuos del plástico, paso a paso. Conoce esta iniciativa mundial y cómo reducir plástico en tu casa.

#JulioSinPlastico

#JulioSinPlastico es un reto mundial que se realiza desde el año 2011. Surgió en Nueva Zelanda y desde entonces ha cobrado popularidad internacional. El desafío es simple: dejar de usar plásticos de un sólo uso durante todo el mes de julio para concientizar sobre el grave impacto que causa este material desechable en el planeta.

Sin botellas de pet

Aunque el plástico parece limpio, en realidad está hecho de una de las materias primas más contaminantes del planeta: el petróleo. Según Greenpeace, el petróleo es la segunda fuente más grande de emisiones de gases de efecto invernadero después del carbón y es responsable del 27% del CO2 que se libera a la atmósfera de la Tierra. Además de la contaminación asociada con el petróleo, también es un recurso finito y es la causa de muchas disputas y conflictos.

En todo el mundo, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico para beber, mientras que cada año se utilizan 5 billones de bolsas de plástico de un solo uso en todo el mundo, advierte Greenpeace.

Evolución en el consumo de plástico

Desde los años 50 hasta la de 1970, sólo se produjo una pequeña cantidad de plástico, por lo que los desechos plásticos eran relativamente manejables. En la década de 1990, la generación de desechos plásticos se había más que triplicado en dos décadas, luego de un aumento similar en la producción de plástico.

A principios de la década de 2000, nuestra producción de desechos plásticos aumentó más en una sola década que en los 40 años anteriores, indica Greenpeace. Estas cifras demuestran que necesitamos ralentizar el flujo de plástico en su origen, pero también debemos mejorar la forma en que gestionamos nuestros residuos plásticos.

Solo el 9% de todos los residuos plásticos producidos se ha reciclado. Alrededor del 12% se ha incinerado, mientras que el resto, el 79%, se ha acumulado en vertederos o al medio natural, menciona la organización internacional.

Uso del plástico en México

Actualmente, de acuerdo a datos de Greenpeace, en México se producen 13 millones de toneladas de basura, más de un kilo por persona, de las cuales el 48% proviene de hogares, el 49% de restaurantes y establecimientos de comida y el 3% de laboratorios y hospitales.

¿Por qué se genera tanta basura en México? El problema inicial se debe al mayor uso de bolsas y botellas de plástico. Además no existe un sistema de reciclaje bien establecido que permita a las personas separar la basura de manera eficaz y eficiente. Solo el 3.3% del total de residuos producidos en México se recicla.

El uso de botellas de plástico se ha incrementado a toda velocidad debido al estilo de vida rápido y ajetreado que viven los mexicanos y las mexicanas. El mayor problema, como mencionamos, es la gran cantidad de residuos generados en México que no se separan, recolectan y reciclan correctamente. Es por esto que recientemente se han comenzado a implementar más leyes e iniciativas con el fin de generar conciencia y responsabilidad civil a todos los mexicanos y las mexicanas:

Los supermercados y algunas tiendas (en su mayoría de origen extranjero) han comenzado a implementar el uso de bolsas reutilizables denominadas “Bolsa Verde” o “Green Bag”. Estas bolsas reutilizables podrían usarse para reemplazar miles de bolsas de plástico.

¿Por qué necesitamos usar menos plástico?

Por lo general, las personas no se dan cuenta de que contaminan el medio ambiente con plástico. Por ejemplo, los neumáticos de los automóviles están hechos de caucho y plástico que se desgastan al conducir. Eso significa que a través de esta fricción, miles de microplásticos se liberan en la carretera y en el aire.

El plástico termina en los ríos y eventualmente en los océanos. De hecho, se estima que ocho millones de toneladas de plástico terminan en el mar cada año. Allí, el plástico se descompone en lo que se conoce como microplásticos, que luego son ingeridos por la vida marina.

Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? Aunque se necesita un gran cambio para tener un impacto real, todos podemos aportar nuestro granito de arena para reducir la cantidad de plástico en el mundo.

Consejos para reducir la cantidad de plástico

Usa tu propia taza de café. De esa manera reducirás tu huella de plástico diario. Al momento de llevar tu almuerzo empácalo en un recipiente reutilizable. Y si vas a pedir tu almuerzo, pide que no te den cubiertos de plástico o servilletas cuando ordenes la entrega de alimentos, lleva contigo cubiertos reutilizables y una servilleta de papel o de tela.

Deja de comprar agua embotellada. La mejor solución para eliminar las botellas de plástico es tener un servicio de purificación de agua, para obtener agua potable de un grifo. Lleva contigo tu propia botella reutilizable y rellenala. Así asegurarás el tener agua pura y lista para beber en todo momento.

5 características del agua que se pueden mejorar con un sistema de purificación-min

Utiliza bolsas reutilizables. La mayoría de las bolsas de plástico se utilizan durante unos 15 minutos y solo el 9% se recicla en todo el mundo. Utiliza bolsas grandes reutilizables ya sea para ir al supermercado o para realizar cualquier tipo de compra. Compra tus productos en los supermercados, con la menor cantidad de empaque posible.

Como individuos, hay mucho que podemos hacer. Aunque muchas de estas sugerencias son pequeños cambios, todo suma y cuando tus amigos y familiares vean lo que estás haciendo, es de esperar que también se sientan inspirados para hacer sus propios cambios.