4 consejos para que tus hijos estén saludables durante el regreso a clases

Las actividades diarias poco a poco están regresando a la normalidad después de la pandemia, y aún cuando el regreso a clases se llevará a cabo de manera virtual, los estudiantes ya se están preparando para volver a sacar sus libros.

La pandemia ha hecho que volvamos a evaluar nuestros hábitos de higiene y de salud, pues con el coronavirus aún afectando a miles de personas todos los días, necesitamos mantener el sistema inmunológico en buena forma para prevenir el contagio.

Los niños son quienes más necesitan crear hábitos saludable que se formen en ellos para el resto de los años que están por venir. Es deber de sus padres, madres o tutores, enseñar el valor de tener estos hábitos para que ellos puedan ponerlos en práctica.

Regreso a clases virtual, la nueva normalidad

El regreso a clases es el periodo de tiempo en donde los niños volverán a tener una rutina de estudio y donde aprenderán nuevas cosas, por lo que es ideal hacer énfasis en estas costumbres que les servirán para su salud. Aún cuando no vayan a la escuela y sus clases sean virtuales, tienen que entender que la importancia es la misma y se debe de tomar con la misma seriedad que si fuera presencial.

A continuación te enlistamos 4 consejos que puedes llevar a cabo para que tus hijos se mantengan saludables durante el regreso a clases.

· Establecer horarios bien definidos: Para los niños estar en casa no es sinónimo de estar en clase, por lo que es muy importante que hables con ellos y les expliques la situación y por qué ahora tendrán que establecer horarios para sus clases en casa. Hacer que se preparen con tiempo para comenzar su clase es esencial.

horarios

Si para ir a la escuela, los levantabas con tiempo para bañarse, lavarse los dientes, desayunar y demás, necesitas que hagan lo mismo antes de comenzar su clase. Esto también evitará que se tengan que levantar a cada rato y que dejen de prestar atención a su clase. Establece los horarios de manera clara para que ellos entiendan que durante las horas que les indiques, se tendrán que ocupar en su estudio.

· Tomar agua durante el día: Cuando los niños están afuera y pasan tiempo jugando en el patio de la escuela, es más común que se cansen y vayan a tomar agua. Con el regreso a clases virtual, debido a que la mayor parte del tiempo estarán sentados frente a una computadora, es más fácil que se olviden de tomar agua. Para recordarles que lo deben de hacer frecuentemente, sírveles agua en un vasito (preferentemente con tapa para que no se les derrame cerca de la computadora) y pónselos cerca. Verifica que se lo hayan terminado al finalizar la clase.

Tomando agua

Para tener agua disponible todo el tiempo, sin necesidad de salir a comprar botellas o garrafones, puedes contratar el servicio de purificación de agua de bebbia. Así, tus hijos pueden ir a la cocina y servirse agua siempre que quieran con solo accionar la palanca y sin necesidad de cargar pesados garrafones. Mantener una correcta hidratación durante el día les ayudará a tener más energía, mejor concentración y un mayor desempeño en sus tareas escolares.

· Cuidar la postura: En la escuela, las sillas están hechas y acomodadas para que los niños tengan una buena posición. Procura acomodarles su espacio de estudio con una silla preferentemente para su tamaño, un escritorio que alcancen bien y un banquito para apoyar sus pies. La pantalla tiene que estar a la altura de sus ojos y sus brazos deben de estar apoyados en el escritorio. Vigila que no estén encorbados ni chuecos, pues esto puede generarles dolor o incomodidad, que resultará en que no pongan la atención adecuada a sus clases.

postura

Durante el regreso a clases virtual es muy probable que se muevan menos que si estuvieran en su escuela, por lo que debes procurar que hagan un poco de actividad física. Puedes ponerles ejercicios de estiramientos, caminar alrededor de la casa o subir y bajar escaleras para mantenerlos activos y en movimiento al terminar sus lecciones. También tener un tiempo en donde puedan jugar y si tienen la oportunidad de salir a un parque o jardín, siempre siguiendo las medidas de higiene y con cubrebocas, permite que lo hagan.

· Tener una alimentación adecuada: Al igual que la hidratación, la alimentación es un aspecto fundamental para el desarrollo de los pequeños. Es importante enseñarles a comer de manera balanceada, siempre prefiriendo alimentos naturales, como frutas y verduras y dejando a un lado las cosas azucaradas. Recuerda que necesitan todos los nutrientes esenciales para tener un buen desempeño en su aprendizaje.

Cuida que se respeten los horarios de comida, prepárales el desayuno antes de que comiencen la clase. Dales de botana una fruta o una verdura durante sus horas de estudio. Acompaña las comidas con agua natural, en lugar de jugos o refrescos y asegúrate de que su plato de comida contenga carbohidratos, proteínas y grasas saludables.